Seguidores

TRADUCTOR

jueves, 1 de septiembre de 2011

A la vanguardia desde la periferia



                                      la palabra es de todos y es de nadie
                                                           acierta a veces y otras se equivoca
                                                           pero cuando enmudecemos quedamos
                                                           perdidos en la jungla de las cosas”.
                                                                                             
Mario Benedetti


El pasado martes en la tarde nos reunimos en la Biblioteca Municipal de Maipú los integrantes del Taller para agasajar a nuestro querido guía y mentor, Ricardo Sánchez O., quien ha decidido tomar nuevos rumbos.

Creo que todos quienes asistimos al encuentro tuvimos sentimientos encontrados. Por un lado la alegría de volver a reunirnos a compartir los textos y la charla, los comentarios e impresiones de cada unos de los integrantes, en una mesa tendida con sentido cariño por las amorosas manos de nuestras compañeras,  y por el otro la tristeza de saber que no contaremos más con la constante motivación y el aporte invaluable de Ricardo durante todos estos años.

Como lo mencioné en la reunión, me parece que uno de los aspectos más destacables de las clases de Ricardo –entre muchos otros- es el espíritu de rebeldía que siempre intentó impartir: motivándonos constantemente a la lectura y la escritura, haciendo aflorar el potencial oculto en cada uno de nosotros, valorando y comentando todos los trabajos con respeto y tolerancia, fomentando la autoestima al hacernos sentir importantes, porque todos tenemos algo que decir y  tenemos derecho de apropiarnos de la palabra, más aún en estos tiempos en que la vemos secuestrada por quienes tienen el poder y el dinero.

Luego el hecho de valorar lo periférico, creando un espacio donde desarrollar la creatividad libre de ataduras y prejuicios, desmitificando lo canónico con irreverencia, bajando la academia al nivel de la gente más sencilla, todo eso ha sido un fuerte aliciente para mantenernos a todos en este camino. La coherencia, la constancia y el amor que Ricardo ha demostrado por su trabajo, se refleja en el crecimiento que hemos tenido como grupo humano y de creación permanente.

Tenemos la responsabilidad, entonces, de mantener vivo el espíritu de nuestro querido amigo y guía, asumiendo la nueva conducción de nuestra compañera Margarita, la que tendrá por delante una enorme tarea. No será fácil para nadie, pero si todos nos comprometemos la sacaremos adelante y confío en que seguiremos produciendo cada vez mejores trabajos, con esfuerzo, con esmero, concisión y buen tino, sosteniendo los valores que compartimos en todos estos años.

Sigamos haciendo vanguardia, escribiendo ese gran libro polifónico donde las voces y las imágenes nos recuerden que la memoria de los pueblos no se acalla, sigue viva mientras alguien tenga algo que contar.

¡Salud Maestro! y nos vemos en cualquier momento.  

4 comentarios:

Laura dijo...

A través de un compañero del grupo teatral “Jayaya”, me enteré que Ricardo Sánchez dejaba su taller de Creación Literaria para tomar otras responsabilidades. Me alegro por él y al mismo tiempo siento algo de pena, pues había logrado formar un grupo numeroso y entusiasta de gente valiosa y de todas las edades. Hasta nos daba envidia cuando coincidíamos en las clases y les oíamos reír y aplaudir, mientras en nuestro curso el ambiente era muy distinto.
No hay duda que la cohesión, camaradería y creatividad del taller se mantendrá en el futuro, porque el grupo que formó Ricardo tiene bases firmes.
Afectuosos saludos para todos,
Patricia Franco

mauricio gonzalez dijo...

Gracias Laura por solidarizarte en estos momentos de renovación. Siempre es bueno escuchar otras campanas, otras visiones, desde otro ángulo...

elisa...lichazul dijo...

ojalá se de una instancia en el futuro para reencontrarnos todos y ver cuanto hemos evolucionado, de seguro él siempre estará en nuestro pensamiento y emoción, es un Lider Nato, y su estrella es brillante

mauricio gonzalez dijo...

un gran motivador...